Nos acercamos a Buda

Guen-la Dekyong empezó la iniciación de Buda Shakyamuni con un mensaje del venerable Gueshe-la:

“Bienvenidos a todos al Festival Internacional de la NKT. Los Festivales Internacionales NKT son el método especial para mantener la Unión Internacional de Budismo Kadampa de generación en generación. Debemos saber que esta unión es muy importante. Con esta unión podemos satisfacer nuestros deseos y los de los demás fácilmente. Así que por favor guarda mi mensaje en tu corazón.
Con mucho amor y oraciones,

Gueshe Kelsang Gyatso

Guen-la nos pidió que contempláramos el significado de estas palabras. ¿Sabemos lo importante que es esta Unión? ¿Sabemos cómo esta Unión nos ayuda a cumplir nuestros propios deseos y los de los demás?

En la meditación de la mañana que precedió a la iniciación, Guen-la Thubten nos había preparado guiando una meditación para hacernos sentir a nosotros mismos en presencia del mismo Buda. Podíamos mantener esta presencia en nuestra mente usando nuestra imaginación o él dijo, citando a Gueshe-la, que simplemente podíamos mirar la estatua y experimentarla como un Buda real en persona. Nos dio mucho espacio y tiempo para hacer precisamente eso, crear un sentimiento repleto de bendiciones.

Toda la iniciación parece como que se va desplegando en una absorción interna completa con los tonos suaves de Guen-la Dekyong que nos dirigen hacia un tranquilo estado contemplativo. En su introducción nos llevó a una profunda apreciación por Buda Shakyamuni, y en particular, enfatizó la experiencia de la vacuidad y luego nos guió a ella en la meditación, como base para recibir la iniciación.



Después, sentados en el césped, había una sensación notable que impregnaba el Festival. En todas partes se veían grupos de personas que participaban en conversaciones alegres, la felicidad emanaba de haber compartido la experiencia de conectar con la paz de la mente de un Buda. Guen-la terminó animándonos a permanecer muy atentos. Ella dijo, “la mayor parte del tiempo recordamos cosas sin sentido. Ahora tenemos algo muy significativo para recordar: Guru Buda Shakyamuni en nuestro corazón.”



Los rayos de sol todavía impregnaban el aire nocturno con esa hermosa luz del norte del Distrito de los Lagos. Por todas partes había sonrisas, un sentimiento de estar en un mandala, una visión de una alternativa a nuestro mundo de sufrimiento ordinario. Fue extraordinario formar parte de esta Unión Budista Internacional Kadampa, experimentando esa Unión aquí y ahora, en el Festival, experimentándola cumpliendo deseos y transformando el mundo.