Juntos creamos pureza

“Es mucho más fácil hacerlo aquí” es un comentario que se oye varias veces aquí en el Festival. Las enseñanzas llegan profundo, su aplicación parece natural, conectarnos con nuestro potencial viene sin esfuerzo, en las meditaciones hay menos distracciones, la verdad y la importancia del Dharma facilmente se manifesta. Es más fácil acceder a una sensación de felicidad y de posibilidad. De hecho se siente como si estuviera en el aire mismo.

¿Cuál podría ser la explicación?

Una explicación la da Guen-la Khyenrab en una recapitulacion por la mañana al explicar la práctica de cambiarse uno mismo por los demas. Durante la pausa de la meditación, dijo Guen-la, citando de Cómo Transformar Tu Vida, “cuando nos encontremos con alguien debemos pensar: Esta persona es importante. Su libertad y felicidad son importantes”.

Cuando una comunidad de personas se dedica de manera práctica es estimar a los demás, se crea una atmósfera maravillosa que afecta a todos.

¡Y por supuesto las bendiciones! Cuando tantas personas meditan juntas, hacen oraciones juntas, participan en la  Gema que colma todos los deseos juntas y conectan con la extraordinaria visión de nuestro Guía Espiritual juntas hay una palpable bendición de grupo. El entorno en sí se percibe bendecido y la mente se siente naturalmente inspirada.